CREMANDOGAL nace de la necesidad que vimos en nuestra Provincia de Pontevedra de contar con un tanatorio para mascotas en el cual poder despedir a nuestra mascota con el mismo trato de respeto y cariño con el que han vivido con nosotros. Pensamos que teniendo nuestra perra, Trufa, trece años y medio, a veces, durante sus crisis cardíacas, no tendríamos un sitio cercano al que acudir para poder despedirla con ese amor y cuidado con el que la tratamos cuando llegase el triste momento, en el que pudiésemos pasar los últimos momentos juntos en una sala de velación al igual que hacemos con nuestros familiares y amigos cuando nos dejan.

Así que nos pusimos manos a la obra conjugando una sociedad formada por personas que amamos a los animales y unas personas con amplia experiencia en el sector funerario de la provincia que destaca por su profesionalidad, atención, asistencia y buen hacer en esos momentos difíciles de la pérdida de un ser querido, el GRUPO FUNERARIO SAN MARCOS.

Buscamos un emplazamiento en el cual pudiésemos estar lo más accesibles posible de las principales localidades de la provincia, tras meses de búsqueda encontramos un emplazamiento céntrico en la ciudad de VIGO dado que es la ciudad con más población de la provincia y que a la vez está a pocos metros de las vías principales de entrada y salida de la ciudad y que nos comunican con rapidez para realizar nuestros servicios de recogidas con zonas como el Morrazo, Pontevedra, Salnés, Val Miñor, Tuy, El Rosal, La Guardia…. Queríamos ser un lugar de referencia y sobre todo bien ubicado para que la distancia física no fuese un impedimento para poder hacerle esa despedida a vuestra mascota.

Todos nosotros sentimos que el dolor por la pérdida de una mascota es igual que el de la pérdida de una persona y que CREMANDOGAL tenía que dar un servicio idéntico al que damos a los humanos.

Afortunadamente Trufa, con casi 15 años y medio, aún está con nosotros pero sabemos que ahora sí tenemos todos a nuestra disposición ese lugar, un Tanatorio para Mascotas al cual acudir y en el que os sentiréis apoyados y comprendidos en todo momento por nosotros, porque sabemos y sentimos el dolor que se siente ante el fallecimiento de “nuestro amigo más fiel” y que necesitamos despedirle, pasar un momento de duelo y sentir que le decimos adiós con el mismo amor y cariño que le hemos dado en vida, porque siempre ha estado ahí con nosotros , en los buenos y malos momentos.

Así nació CREMANDOGAL y, de corazón, esperamos que aún siendo el trance más duro por el que pasamos todos en nuestra vida con nuestra mascota os podáis sentir a la vez como en vuestra casa, nuestro tanatorio y todo el equipo estaremos a vuestra entera disposición, estaremos a vuestro lado para ayudaros en esos últimos momentos que estaréis con vuestra mascota dándole “el mejor adiós a vuestro amigo más fiel”.